Cuando el Amor se convierte en Obsesión.

Es estos días estuve visitando una amiga que hacía mucho tiempo que no veía.  Mientras nos enfrascábamos en la tertulia y nos poníamos al día con nuestras respectivas vidas, llegó una visita inesperada.  Era una amiga que simplemente pasaba por allí, y se acercó a saludar.  Me pareció divertido, creo personalmente que no hay nada más relajante que cuando las amigas nos reunimos a “chismear”, lo que no sabía era que la recién incorporada tenía un lío de “pantalones” que la tenía totalmente obsesionada.  Mientras mi amiga miraba el techo, obvio que escuchó la historia más de una vez, la recién llegada se inspiraba con cientos de detalles que al principio resultaban jocosos pero terminaron dando claras muestras de una extraña fijación, y porque no, algún trastorno que quizás no pude definir por mi falta de conocimiento psiquiátrico.

Su historia comienza cuando tiene este novio en tiempos de colegio.  Luego por cosas del destino, él decide romper con ella, y ella, con el “corazón partío” se refugia en otro, amigo del primero, y termina casada por despecho.  A todas estas su primer novio también se casa, y sigue cada quién su vida por su lado.  Luego de muchos años ella se entera de que él se ha divorciado de su esposa, y lo contacta a través de internet  (que maravilla el Internet!!).  Viviendo ambos en ciudades muy distantes, deciden llevar a cabo, lo que se inició como un re-encuentro de los amigos de escuela pero acabó siendo en poco tiempo un tórrido romance cibernético de horas de chats, e-mails, y una que otra llamada de madrugada.  Ella seguía en uno de esos  matrimonios donde el encanto se había acabado hace mucho tiempo y las quejas y las cuentas eran lo único que tenían en común.

Despotricando del marido y exacerbando su frustración con la vida, transcurrían sus días en la esperanza de un desenlace crucial y la tan ansiada felicidad con el novio de colegio.  Entre chat y chat de los enamorados ciberneticos, se planea el encuentro que sería, segun ella, el principio de la nueva vida juntos.  Me reprimo de pensar siquiera lo que todo esto significaba para él por dos cosas: 1. No soy muy buena adivinando y 2. Por más que intentemos las mujeres de interpretar a los hombres, pensamos diferente, así que cualquier cosa podría ser.

La amiga sigue contando que ella decide viajar y al final se produce el tan ansiado re-encuentro.  Luego de conocer a la recién llegada, asumo que ella descargaría toda su frustración y anhelos, y pasión seguro que también, sobre este pobre hombre que quizás solo buscaba a la niñita de sus recuerdos escolares.  Él es un empresario estable y ahora de nuevo en el mercado, lo menos que necesita es otra ex-esposa en el panorama.  Ella, mientras nos llenaba de los más recónditos detalles del encuentro (horror! a mi me acababa de conocer) y orgullosa de cómo le había puesto los cuernos al marido, se quejaba, ahora de ella misma, por haber agotado, con presiones y exigencias, la paciencia del pobre hombre (esto yo lo habría podido adivinar aunque no lo hubiera dicho).  Con tristeza comentaba que después de su regreso él nunca más contestó ninguno de sus e-mails.

Ella sigue en el proceso de divorcio de su actual pareja (la víctima de su primer despecho) y la relación se ha convertido en drama de telenovelas.  Mientras nos contaba se perdía entre hablar del primero y el segundo, las cosas buenas de uno y las barbaridades del otro, saltando de un tema al siguiente sin mucha coherencia.  Lo peor fue cuando me preguntó si quería ver las fotos del susodicho, y entonces sacó de su bolso KingSize un sobre tamaño carta medio estrujado donde tenía las fotos del viaje, y de algunas había hecho hasta 5 copias.   De pronto, la llamó su hija al celular y (gracias a Dios) tuvo que irse de emergencia porque si no, seguiríamos la tan amena tertulia en la cuál solo ella habló.

Me miré en ese espejo y le dije inmediatamente a mi amiga…. Júrame que yo no estoy así como ella!!!   Ella fiel a su compromiso de amistad me dijo: si te pones así te agarro a cachetadas!!
Que bueno tener amigas que nos aterricen y mantengan encarriladas!  Creo que todas hemos pasado alguna vez por eso, relaciones conflictivas ó desajustadas en tiempo y espacio, legales ó no, de las que nos sentimos atadas de forma irremediable y contundente y que, aunque a la larga parecen no ser muy saludables, nos mantienen en esa enfermiza e irresistible zozobra casi patética, que nos llena de emoción y se siente muy bien,…. eso es Amor u Obsesión?

3 Respuestas a “Cuando el Amor se convierte en Obsesión.”

  1. Hey this is a great post. I’m going to email this to my friends. I stumbled on this while googling for some popular lyrics. I’ll be sure to visit regularly. thanks for sharing.

  2. Just want to say what a great blog you got here!
    I’ve been around for quite a lot of time, but finally decided to left a message.

    Thumbs up, and keep it going!

    Cheers
    Fanny

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *