8 reglas de belleza para verte más joven!

¿Quieres tener una piel que no te delate y se vea fantástica a cualquier edad? Claro, todas queremos vernos más jóvenes. Quienes mejor que los profesionales para decirnos que hacer para conseguir este efecto.  Desde lo que comes hasta cuándo lavarte la cara, aqui hay 8 pequeños cambios (o ajustes) a tu rutina que harán una diferncia en el tono, textura y brillo de tu piel.

Regla No. 1: En la noche el lavado más intenso.
La suciedad, las bacterias, y el maquillaje que dejas en la noche puede irritar la piel, cerrar los poros, y opacar la piel.  Remover esta capa de mugre con una buena limpiadora (la piel se sentirá agradable y firme de 10 a 15 minutos después), permitirá que las cremas nutritivas anti-edad penetren más profundamente para obtener mejores resultados.  Siempre recomiendan lavarse bien en la mañana y en la noche, pero, dado que la producción de aceites decáe debido a los cambios hormonales en los 40, la limpieza dos veces al día puede resecar tu cutis y hace que las arrugas se vean más pronunciadas. Para refrescar la piel en la mañana, enjuágate con agua tibia y fría, y luego sigue tu rutina de humectante y maquillaje.

Regla No. 2:  Obsesiónate con los bloqueadores solares.
Nada es más importante que usar protector solar (SPF 30) todos los días si quieres una piel de aspecto más joven.  Aún con 10 minutos de exposición diaria a los fuertes rayos UVA pueden causar cambios que generan líneas y manchas solares que verías en tan sólo 12 semanas.  Si tu crema hidratante, no contiene protector solar SPF 30, asegúreta de aplicar además un protector para bloquear los rayos UVA y UVB.

Regla No. 3: Controla el Stress.
Los trastornos emocionales pueden hacer que tu piel se vea 5 años mayor que tu edad cronológica, dice la dermatóloga y psiquiatra Amy Wechsler, MD en New York, autora de La conexión Belleza-mente. La constante ansiedad aumenta la hormona del estrés cortisol, que causa la inflamación que descompone el colágeno. También desencadena una serie de respuestas que pueden dar lugar a enrojecimiento facial(rosácea) y el acné. Para calmar la inflamación se deben comer alimentos ricos en antioxidantes como las berrys, fresas, naranjas y espárragos. Cuando te sientas tensa, Wechsler recomienda unos minutos de respiración profunda (inhale por la nariz, sostener, contar hasta 3, y exhalar por la boca).

Regla No. 4: Usar Retinoide (ó Retinol).
Las investigaciones muestran que los derivados de la vitamina A aceleran la regeneración de las células y activan la producción de colágeno para suavizar las líneas finas y las arrugas, y desvanecer las manchas marrones.  Retinoides recetados, como Renova, ofrecen los resultados más rápidos.  Se empiezan a ver cambios en aproximadamente un mes.  Para ayudar a que la piel se aclimate al producto aplique sólo una pequeña gota repartiéndola en toda la cara cada tres noches, hasta llegar a usarla todas las noches.  El Retino es una versión más suaves de venta libre, también efectiva pero el resultado puede tomar hasta 3 meses.
Cremas disponibles sin receta a base de Retinol.



Regla No. 5: Cambia tu rutina.
La alteración de una sola cosa en tu régimen de cada 6 a 12 meses hace que  se inicien mejoras notables en el tono y la textura de la piel. Al aplicar los productos constantemente, las piel se acostumbra y se estanca después de un año», dice una dermatóloga de Nueva Orleans Mary P. Lupo, MD.  Para mantener la piel alerta para el rejuvenecimiento, se debe substituir una crema de venta libre por una prescrita (más fuerte) dos veces por semana, para darle así un shock a la piel y mejorar los beneficios del tratamiento.

Regla No. 6: Consume grasas omega-3.
Estas grasas buenas se consiguen en alimentos como el salmón, la linaza, y las almendras, aumentan la hidratación que mantiene la piel flexible y firme.  No sucede lo mismo con las grasas saturadas en los productos lácteos y carnes, que aumentan el efecto de los radicales libres haciendo la piel más sensible al envejecimiento. Limita el consumo de grasas saturadas a alrededor de 17 g al día.


Regla No. 7: Haz ejercicio regularmente.
Los estudios encuentran que las mujeres que se ejercitan con regularidad, tienen una piel más firme que las que no lo hacen.  La razón: el ejercicio infunde en la piel oxígeno y nutrientes necesarios para la producción de colágeno.  Para mantener la piel tonificada, trata de hacer al menos 3 rutinas a la semana de 30 minutos de cardio.

Regla No. 8: Duerme lo suficiente.
En muchos estudios ya se ha comprobado que disminuir el número de horas de sueño produce cambios en la tolerancia de la glucosa y en la función endocrina, esto se refleja en una piel sin brillo. La falta de sueño también puede ser causante de esas horribles ojeras, ó bolsas bajo los ojos.  Dormir suficiente no solo nos da más energía sino que reduce el stress y nos da un aspecto relajado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *